Es la primera vez que se escucha la voz de las víctimas en las propuestas.

Entrevista realizada al Sr. José Pérez Tirado, Abogado defensor de las víctimas y miembro del Grupo de Expertos para la reforma del Baremo.

 

Abogado defensor de las víctimas y miembro del Grupo de Expertos para la reforma del Baremo

En España tenemos un sistema de valoración que nació en 1995 y que, a diferencia del resto de países de europeos, se creó con únicamente la participación del sector asegurador, no se llamó a las asociaciones de víctimas, por lo que resulto un baremo muy proasegurador y poco favorable a las víctimas.
En el año 2003, cuando se reforma este baremo, volvió a ocurrir lo mismo, ya que participó de forma muy activa al que en ocasiones se le llama el “legislador en la sombra”, es decir, el sector asegurador, pero tampoco se contó con las víctimas.

Por primera vez se escucha a las víctimas

Por suerte, hace un año, el por entonces director general de seguros Ricardo Lozano, como había que iniciar otra reforma del baremo, que es muy poco europeo y muy poco favorecedor para las víctimas, tuvo la cortesía, y siempre se lo agradeceremos, de llamar por primera vez en la Historia de España a las nueve asociaciones de víctimas que él consideró que eran más representativas en materia de accidentes de tráfico y que le fueron facilitadas por la Dirección General de Tráfico. Estas asociaciones tuvieron que nombrar un portavoz y representante, y salí yo elegido.
La Dirección General de Seguros, por orden del ministerio de Economía y del ministerio de Justicia, que son los dos ministerios interesados en que se haga este cambio de ley, creó una comisión de expertos formada por siete personas. Una de ellas soy yo, que represento a las víctimas; un catedrático de derecho, que representa al mundo universitario; un abogado, que representa a la abogacía, una fiscal, que representa a la fiscalía, un magistrado, que representa a los jueces, y, por parte de las compañías aseguradoras, una persona de Unespa y otra del Consorcio de Compensación de Seguros. Todos juntos estamos trabajando para crear un baremo que sea más europeo y que proteja más a las víctimas. Baremo que tenemos que entregar el siete de julio de 2012, según una orden ministerial.

La vida tiene poco valor en nuestro país

Queremos evitar que, como ocurre ahora, la vida esté tan poco valorada en nuestro país, mientras que las aseguradoras ganan mucho dinero. Por ejemplo, en esta época de crisis que atravesamos, el sector asegurador ingresó en el año 2010 más de 800 millones de euros. No se puede consentir que se pague 169.000 euros por una muerte, según estima el baremo, como es el conocido caso de José Ortega Cano, cuando a veces es menos de lo que vale un coche de los que conducen los millonarios.
En el año 1995 cuando entró en vigor el baremo, había 18 millones de coches, y, en la actualidad, hay 31 millones, por lo que las compañías han aumentado, durante este periodo, un 65 por ciento el número de clientes. Y, paradójicamente, en este mismo tiempo, los muertos en carretera se has reducido en un 76 por ciento.


Una ley más europea

Durante diez años, las asociaciones de víctimas nos hemos preocupado por la siniestralidad, por que hubiera menos fallecidos y heridos, pero ha llegado el momento de que nos preocupemos para que los afectados tengan indemnizaciones europeas, y más cuando la mayoría de las aseguradoras que tenemos en España son europeas.
La comisión nos reunimos varias veces al mes, aportamos ideas y vemos cómo funcionan el resto de países de la UE. Cuando terminemos el trabajo, se hará llegar al Parlamento, que es el que tiene la última palabra. Dada que es la primera vez que cuentan con nosotros y se nos escucha, confiamos en que de todo esto salga una ley más europea y más justa, que garantice los derechos de las víctimas.
Seguiremos luchando para reducir las muertes en carretera -hace diez años se producían 4.200 muertes mientras que ahora se producen 1.400-, y también por que si alguien sufre una desgracia como ésta, que al menos pueda vivir dignamente.
Otro dato más, por ejemplo, es que ahora tenemos la misma siniestralidad en España que en 1961, cuando en el país circulaban un millón y medio de vehículos en comparación con los 31 millones de vehículos que lo hacen hoy.
Son cifras que están ahí y que nosotros vamos a presentar. Porque la buena noticia es que, en esta ocasión, el libro que llegue al Parlamento no tendrá una parte como venía siendo habitual, sino que tendrá siete partes, una por cada uno de los que integramos la comisión, con nuestras ideas, aportaciones y opiniones.
Y hay que recordar también, que el seguro se llama seguro obligatorio porque se pensó como un modo de recaudar fondos para poder realizar las indemnizaciones precisas a los afectados, pero esto parece que se ha olvidado.
En definitiva, lo que queremos es que las víctimas españolas sean víctimas europeas y no de ningún otro continente y que, por lo tanto, tengan también derechos europeos.

Revista AQUÍ nº 19

 

Si desea más información póngase en contacto con nuestro departamento de comunicación:
Tel 934 871 133 / www.pereztirado.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *