La mejora de la Seguridad vial comporta un compromiso colectivo: político, técnico y ciudadano.
Es necesaria una política municipal decidida y explícita hacia la reducción de las víctimas de accidentes de tráfico. Esta voluntad política debe concretarse en una serie de actuaciones preventivas, correctoras y técnicas aplicadas al espacio público, especialmente en los emplazamientos, situaciones y colectivos en los cuales la accidentalidad está más presente. Conviene continuar trabajando a favor del mantenimiento y mejora de la regulación y señalización del tráfico, por la pacificación del espacio público y por la vigilancia en el cumplimiento de las normas.

Sin embargo, una ciudad segura es la que cuenta con el compromiso de los ciudadanos en la reducción del número de víctimas. El instrumento más eficaz para la prevención de accidentes es el cambio de actitud de los usuarios de la vía pública, el rechazo frente a la siniestralidad y el convencimiento que la correcta convivencia se consigue a través del respeto a la integridad física propia y del resto de los ciudadanos.

En el XX Foro para la Seguridad Vial, “La reducción de víctimas de accidentes de tráfico en entornos urbanos”, estudiaremos los niveles de siniestralidad en Europa y realizaremos un análisis del rol de la tecnología en la elaboración de los Planes Locales de Seguridad Vial y su aplicación en diversos municipios.

La reflexión se encamina a llevar a cabo políticas de Seguridad Vial que establezcan un marco global que plantee la tendencia a la reducción de la siniestralidad, especialmente en la protección de los usuarios más vulnerables de la trama urbana, los peatones, los ciclistas y los motoristas.

 

Si desea más información póngase en contacto con nuestro departamento de comunicación:
Tel 934 871 133 / www.pereztirado.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *