• Los hechos se remontan al 22 de agosto de 2013.
  • La familia de la triatleta se personó como acusación particular en este procedimiento y estuvo asistida por el letrado José Pérez Tirado.
  • Reacciones a la Sentencia de la Audiencia Provincial de Soria.

El pasado 29.10.2014 el Juzgado de lo Penal condenó al conductor a dos años y seis meses de prisión por un delito de conducción temeraria y otro de homicidio imprudente.

1369256643Ayer, 4 de febrero de 2015, la Audiencia aceptaba parcialmente el recurso de la defensa y absolvía al acusado de los delitos de conducción temeraria y lesiones por imprudencia grave. La condena se fija en un año de prisión por homicidio imprudente.

José Pérez Tirado, abogado de la defensa: «La Audiencia Provincial de Soria no da valor a la vida humana»

El letrado de la acusación en el caso de la triatleta atropellada, el abogado José Pérez Tirado, respeta el fallo de la Sala pero lo critica porque «protege al delincuente» con una interpretación «bondadosa» de los hechos.

«Me muevo por toda España y no he visto una sentencia tan protectora con el delincuente y que atropelle tanto a la víctima. La Audiencia Provincial no da valor a la vida humana, la desvaloriza». Es la opinión de José Pérez Tirado, letrado de la familia de María García Rubio y representante de las principales asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico.

El abogado de la acusación particular se mostró ayer crítico con la decisión de la Audiencia Provincial de Soria de rebajar la condena para el conductor Juan Antonio García Molina, quien atropelló a la triatleta María García Rubio en agosto de 2013, causándole la muerte. El fallo recoge una condena de doce meses de cárcel y año y medio de privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores por cometer un delito de homicidio imprudente.

Pérez Tirado señaló que respeta y acata la sentencia, contra la que no cabe recurso. Pero afirmó que esta resolución recoge una «interpretación muy bondadosa con el delincuente», que a su juicio es «muy injusta con las víctimas».

«Respeto la sentencia porque estamos en un Estado de Derecho, pero la voy a criticar rotundamente, porque merece una crítica que no se respete la vida de una persona», prosiguió. «No nos parece correcta, es injusta. La gente de la calle, especialmente los que saben lo que pasó, no entienden nada. La gente va a empezar a decir que no pasa nada por matar a una persona».

Este letrado, que también es asesor jurídico de Stop Accidentes, lamentó que la sentencia supone para ellos sufrir una doble victimización: primero se produjo el atropello mortal que causó la muerte a García Rubio y ahora «nos ha atropellado» la resolución judicial, tanto a la familia de la víctima como a las asociaciones.

largerUnas palabras que argumentó detallando cuáles son las discrepancias que tiene con el fallo de este órgano judicial. En este sentido, Pérez Tirado recordó que el conductor ha sido condenado por cometer un delito de homicidio imprudente y lamentó que la pena se queda en un año de cárcel, cuando podría haber llegado hasta los cuatro años, y en sólo un año y seis meses de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores, cuando se podría haber elevado hasta los seis.

También criticó «la bondadosa» interpretación de la ponente de la sentencia, la magistrada Beléz Pérez-Flecha, porque recoge que los hechos no son constitutivos de un delito de conducción temeraria ya que «la causa principal del accidente fue una distracción momentánea del conductor, que en absoluto puede considerarse en el tiempo ni por supuesto tampoco dolosa».

En este sentido, Pérez Tirado argumentó que el accidente se produjo en una recta con perfecta visibilidad y después de que el conductor tuviera la oportunidad de ver a las ciclistas con antelación a una distancia de unos 200 metros. Además, expuso que las ciclistas fueron desplazadas una treintena de metros –falleciendo una de ellas– y criticó que el conductor, que no paró su vehículo hasta casi 100 metros después del accidente, «mintió» a la Guardia Civil diciendo que ellas habían invadido la calzada, cuando se recoge como hechos probados que él invadió el arcén de la vía.

Tampoco comparte Pérez Tirado la decisión de la Audiencia de condenar al conductor a sólo un año y seis meses de privación de conducir vehículos de motor y ciclomotores. Y es que según estimó el letrado, García Molina cumplirá la condena ahora en febrero, por lo que volverá a conducir en breve.

En este sentido, señaló que como la pena de privación es inferior a dos años, el conductor no pierde el permiso de conducir, por lo que podrá volver a llevar un vehículo en cuestión de días. Además, también expuso que la sentencia no recoge una multa para el conductor.

A su juicio, los más vulnerables en las carreteras son los peatones y los ciclistas, porque son los que no utilizan los vehículos a motor. «El que es un irresponsable merece un reproche penal. Ahora estamos en un país de buenísimos. No pasa nada. Matar a una niña de 15 años, no pasa nada», lamentó Pérez Tirado, quien también afirmó que las asociaciones de víctimas van a declarar la provincia de Soria como «zona de grave riesgo para el ciclismo».

 

TEMAS RELACIONADOS

Caso de la triatleta atropellada

 

¿DESEA MÁS INFORMACIÓN?

Póngase en contacto con nuestro departamento de comunicación:

T. 934 871 133

desarrollo@pereztirado.com
www.pereztirado.com

 

Comments

  • Julia Pertusa Rodríguez
    09/02/2015 at 4:14 pm

    Demencial la falta de escrúpulos y humanidad de estos que en lugar de servidores de la ley se creen sus dioses y todopoderosos amos.

  • Susana Lázaro Pérez
    09/02/2015 at 4:15 pm

    Yo no voy a calificar el trabajo de esa señora que seguro es muy buena en lo suyo. Lo único que deseo que alguien con el mismo rigor que juzga ella, lleve su tema si le ocurre algo parecido a nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *