José Pérez Tirado, el abogado de la familia de la triatleta soriana María García Rubio, fallecida tras ser arrollada por un coche, ha recurrido al juzgado la suspensión de la ejecución de pena de un año de prisión contra el acusado, Juan Antonio García Molina, y pide que se decrete el cumplimiento de la pena privativa de libertad y no se le conceda al penado los beneficios de la suspensión.

«En dos años y un día el conductor podrá volver a matar», dice, José Pérez Tirado, el letrado de la acusación.

31542_1En el recurso dirigido al Juzgado de lo Penal número 1 de Soria, el abogado José Pérez Tirado reclama además que se practique la liquidación de condena respecto a la pena de un año y seis meses de privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores, desde el 19 de febrero de 2014, y no finalizando por ello la privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores hasta el 19 de agosto de 2015.

La causa resultó muy polémica ya que, inicialmente, la jueza condenó a dos años y medio al acusado, lo que suponía su ingreso en prisión. La defensa recurrió y la Audiencia estimó el recurso rebajando la pena en año y medio de cárcel, quedando en tan solo uno, y por lo tanto, sin antecedentes penales, se libraba de la cárcel.

En un auto del Juzgado de lo Penal de fecha 12 de marzo, al que ha tenido acceso este medio, la jueza suspende por el plazo de dos años la ejecución de la pena de un año de prisión impuesta al penado, condicionada a que no vuelva a delinquir en el plazo indicado. De igual forma, la suspensión de la pena también queda condicionada a que García Molina realice un curso o programa de educación vial en una autoescuela, circunstancia ésta que ha enervado al abogado de la familia de la triatleta: «En dos años y un día podrá volver a matar», señaló Pérez Tirado visiblemente enojado, y quien ya arremetiera hace unos meses contra la Audiencia por la rebaja de un año y medio de prisión.

El letrado tampoco tuvo pelos en la lengua para afirmar que se ha ejercido «una doble victimización» contra la familia de la triatleta fallecida. «Sólo falta que encima tengamos que pagar las costas», añadió. «El máximo castigo para este señor es que vaya a una autoescuela a un programa de educación vial, volverá a coger un coche y aquí no habrá pasado nada», se lamentó.

«Mata a una persona, se le condena a un año de prisión y ni siquiera lo va a cumplir; esto es muy difícil que la sociedad lo entienda», prosiguió el abogado Pérez Tirado.

DIARIO DE SORIA

Víctor F. Moreno 14.03.2015

 

¿DESEA MÁS INFORMACIÓN?

Póngase en contacto con nuestro departamento de comunicación:

T. 934 871 133
desarrollo@pereztirado.com
www.pereztirado.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *