El Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes del Proyecto de Ley que reforma el sistema de valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha adelantado que la norma busca “una mejor individualización del daño, conforme a la valoración de las circunstancias personales, familiares y económicas“.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha explicado que el texto es fruto del acuerdo entre las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico, expertos del ámbito universitario y representantes de entidades aseguradoras.

Reforma del baremo

La futura ley incrementa la protección a las víctimas de accidentes de circulación garantizándoles una indemnización suficiente, avanza en el cálculo de indemnizaciones mediante la identificación del daño emergente y del lucro cesante (pérdida de ganancia legítima por parte de la víctima) y establece un sistema que posibilita la revisión de las cuantías y garantiza el tratamiento continuado a las víctimas, según ha indicado el ministro.

Catalá ha afirmado que se produce “una mejora de las indemnizaciones cuando se producen lesiones o fallecimientos”. En el supuesto de fallecimiento, se considerarán las nuevas estructuras familiares. En el caso de secuelas, se refuerza la reparación a los grandes lesionados.

La ley incorpora un sistema de tablas que objetiviza y simplifica la aplicación de las indemnizaciones. Esto favorecerá que se desjudicialice este tipo de reclamaciones. “Habrá más acuerdos extrajudiciales porque tanto la patronal como las asociaciones de accidentados han trabajado en este asunto y hay un consenso muy amplio entre todos”, ha añadido el ministro.

Catalá ha argumentado que, desde la perspectiva de las compañías aseguradoras, “objetivar las indemnizaciones y tener reglas claras y conocidas permitirá una cierta estabilidad de precios y evitar el aumento de las cuotas de las pólizas de seguros”.

El titular de Justicia también ha subrayado que el nuevo sistema permitirá indemnizar a las víctimas que desempeñen las tareas del hogar. Las indemnizaciones se actualizarán en relación al índice de revalorización de las pensiones previsto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Rafael Catalá ha resaltado el impacto positivo que la norma tendrá para el Sistema Nacional de Salud porque “las compañías aseguradoras compensarán a los sistemas nacionales públicos por las prestaciones, tratamientos y reposiciones de prótesis” que puedan requerir las personas lesionadas en accidentes de tráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *