Cuando ocurre un accidente de circulación, en términos generales, la legislación española establece un criterio de responsabilidad objetiva. Ello significa que el conductor del vehículo, por el simple riesgo creado al conducir un vehículo a motor, responderá por los daños causados al margen que haya sucedido interviniendo culpa o negligencia.

Culpa exclusiva

El artículo 1.1 del Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, así lo establece: “El conductor de vehículos a motor es responsable, en virtud del riesgo creado por la conducción de estos, de los daños causados a las personas o en los bienes con motivo de la circulación”.

Sin embargo, el régimen de responsabilidad establecido en materia de circulación de vehículos a motor puede matizarse según el tipo de daño generado, ello es, daños personales o daños materiales.

(más…)

Asociaciones de víctimas

Las indemnizaciones a lesionados graves mejorarán

Las víctimas de tráfico, la discapacidad y las aseguradoras apoyan el NUEVO BAREMO

El BOE publica la Ley de reforma del Baremo de Autos
• El proyecto de Ley del Gobierno recoge el consenso existente en la sociedad civil
• La reforma permite adecuar el sistema de valoración de lesiones a la realidad social, económica y sanitaria
El Representante de las Asociaciones de Víctimas en la Comisión de Expertos, el abogado José Pérez Tirado, ha manifestado que el texto final es fruto de mucho diálogo y un elevado consenso entre todas las partes que han participado en este Proyecto de Reforma

(más…)

¿Quién es el responsable en caso de viajar en taxi y sufrir un accidente de circulación?

En un principio, la regla general sobre quién debe atender los gastos o los daños y perjuicios ocasionados al usuario del taxi como consecuencia de un siniestro es que, salvo culpa o negligencia por parte de los clientes ocupantes, responde el seguro obligatorio del propio vehículo en primero término o el seguro complementario que la mayoría de taxistas suelen contratar para mejorar las coberturas de los daños a terceros y ocupantes.

Reclamación por accidente en taxi

Normalmente, en el transporte público, los lugares donde se recoge y se deja al pasajero se deciden por el proveedor (oferente), mientras que en el caso del taxi, el usuario (demandante) es quien los determina, es decir, a diferencia de los otros tipos de transporte público, como son las líneas del metro, tranvía o del autobús, el servicio ofrecido por el taxi se caracteriza por ser puerta a puerta.

(más…)

El consentimiento informado se entiende como la aceptación o conformidad libre, voluntaria y consciente de un paciente para que tenga lugar una actuación que afecta a su salud. Su principal característica es que es obligatorio que se dé en cualquier actuación en el ámbito sanitario que afecte o pueda afectar directamente al usuario.

Consentimiento informado

Con el reconocimiento universal de los derechos del enfermo, la relación médico-paciente ha ido evolucionando, pasando de un modelo tradicionalmente paternalista, en que era el médico quien decidía siempre en beneficio del enfermo, hasta el modelo actual basado en el principio de autonomía de la voluntad, en que es el paciente quien, previa y adecuadamente informado por el médico, participa y elige respecto las opciones que se le presentan. La relación clínica entre médico y paciente, es el núcleo fundamental de toda asistencia sanitaria en la actualidad.

(más…)