Esta tan frecuente pregunta con la que los abogados especialistas en accidentes de tráfico de PEREZ TIRADOS ABOGADOS nos encontramos cuando una víctima de un siniestro ha sido debidamente indemnizada, encuentra su respuesta en el apartado d) del artículo 7 de la Ley 35/2006, sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

obligacion-declaracion-rentaSegún este artículo, las indemnizaciones recibidas por un lesionado en accidente de tráfico en concepto de responsabilidad civil, están exentas hasta la cuantía legal o judicialmente reconocida. Significa esto que las mismas no deberán declararse a Hacienda cuando:

1.- La indemnización se haya establecido por un Juez, ya sea mediante Sentencia o a través de otros medios de terminación de un proceso judicial (allanamiento, conciliación, renuncia, desistimiento, transacción judicial, etc.). En estos casos, aun cuando la intervención judicial pueda considerarse mínima, el total de la indemnización está exenta de tributar, con independencia de que las cantidades indemnizatorias reconocidas superen o no las establecidas por el Baremo de accidentes de Circulación.

2.- Si por el contrario la indemnización viene establecida por acuerdo extrajudicial entre el lesionado y la compañía aseguradora, sólo quedará exenta la cuantía que sea igual o inferior a la que legalmente se establece en el citado Baremo que, a la práctica, es lo que ocurre la mayoría de las veces. Todo lo que exceda, tendrá que declararse y tributará.

Esta exención encuentra su fundamento en que estas indemnizaciones tienen naturaleza de compensación por responsabilidad civil por daños personales, y éstos incluyen tanto los daños físicos y morales, como los gastos médicos, hospitalarios y de farmacia en los que haya incurrido la víctima hasta la consolidación de las secuelas, siempre que los haya pagado por avanzado y después la aseguradora se los haya abonado dentro de la indemnización.

De la misma forma, las indemnizaciones por daños materiales del vehículo abonadas por una compañía aseguradora tampoco deberán declararse ya que su razón de ser no es otra que el resarcimiento de un daño efectivo y no suponen un enriquecimiento del lesionado.

Por Josep Trullàs. Abogado en PEREZ TIRADO ABOGADOS

 

¿DESEA MÁS INFORMACIÓN?

Póngase en contacto con nuestro departamento de comunicación:

T. 934 871 133 / 911 271 987

www.pereztirado.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *