El periodo estival y el consiguiente aumento de desplazamientos por carretera, hacen necesario reforzar más que nunca los mensajes sobre buenas prácticas en la carretera. Como cada año, el Fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial ha presentado en nota de prensa las cifras sobre siniestralidad en 2016.

Estos son los puntos fundamentales de las cifras presentadas por el Fiscal Coordinador de Seguridad Vial, en nota de prensa cuyo texto íntegro pueden consultar aquí:

Fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas Cabrera

Fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas Cabrera.

• En 2015 se han formulado 81.529 escritos de acusación por delitos viales de peligro, que constituyen el 32% del total de los presentados por el Ministerio Fiscal: aproximadamente uno de cada tres escritos de acusación lo ha sido por delitos contra la seguridad vial.

• En el mismo año se han dictado 83.283 sentencias de condena por delitos viales de peligro, el 34% de las pronunciadas por los Tribunales por toda clase de delitos: aproximadamente una de cada tres sentencias condenatorias lo ha sido por delitos contra la seguridad vial.

• Se mantienen los elevados porcentajes de procedimientos incoados y acusaciones formuladas en el ámbito de la delincuencia vial por los trámites de los denominados Juicios Rápidos: tres de cada cuatro procedimientos incoados (75,48%) y cuatro de cada cinco escritos de acusación (81,03%) lo son por el trámite de Diligencias Urgentes.

• Casi el 90% de estas condenas son dictadas de conformidad y en un porcentaje muy alto con cumplimiento inmediato de las 57.313 penas de privación del derecho a conducir y 2.532 pérdidas de vigencia del permiso ex art. 47.3 CP impuestas en este año, y un pronto cumplimiento de buena parte de las 50.000 penas estimadas de multa y 31.634 penas de trabajos en beneficio de la comunidad asimismo impuestas en sentencia en 2015

Dictámenes sobre la reforma del CP y el nuevo Baremo de Tráfico

El Fiscal de Sala Coordinador ha publicado recientemente el Dictamen 2/2016 sobre la imprudencia grave y menos grave tras la parcial despenalización llevada a cabo por la Ley Orgánica 1/2015 en los delitos de homicidio y lesiones imprudentes de los arts. 142 y 152 CP, dando pautas interpretativas tendentes a evitar una remisión indiscriminada de las imprudencias de tráfico al juicio de faltas, hoy procedimiento por delito leve, o a la vía civil, con devaluación de la respuesta penal y de la protección a las víctimas de accidentes de tráfico, proponiendo una ponderada discriminación entre la imprudencia grave, menos grave y leve atípica.

Y asimismo el Dictamen 3/2016 sobre la Ley 35/2015, reguladora del sistema de valoración de los daños causados en accidentes de circulación –el llamado Baremo del seguro-, en que se recogen indicaciones y criterios interpretativos para la adecuada protección de los derechos morales y económicos de las víctimas, especialmente en situaciones de indefensión o vulnerabilidad económica o personal, garantizando la aplicación a aquéllas de las prescripciones del Estatuto de la Víctima del Delito aprobado por la Ley 4/2015, en especial de su derecho a la información, particularmente en relación con las indemnizaciones que les corresponden conforme al nuevo Baremo del seguro.

causas y evolución de la siniestralidad en 2016

La distracción al volante: causa de un 30% de accidentes mortales

Los datos de los primeros seis meses de 2016 arrojan un repunte en las cifras de víctimas mortales por accidente de tráfico. Entre las causas, incremento del tráfico rodado, mayor edad de los conductores, automóviles y carreteras sin mantenimiento adecuado, y, por último, si bien no menos importante, la aparición e interacción con nuevas tecnologías que distraen al conductor o al peatón, un ejemplo claro: el uso de los teléfonos móviles.

Según los últimos datos consolidados de la DGT sobre vías urbanas e interurbanas –“Las Principales Cifras de la Siniestralidad Vial. España 2014”- la distracción aparece como factor en un 30% de los accidentes con víctimas (en vías interurbanas la distracción se presenta como factor en un 36% de los casos y en las vías urbanas en un 26%.)

Además, conforme a los estudios de la DGT, la distracción aparece en muchas ocasiones asociada con otros comportamientos de riesgo: se ha detectado que en un 10% de los casos en los que el conductor se distrajo además iba a más velocidad de la permitida.

Tecnología y seguridad vial

Tecnología y seguridad vial

La Comisaria Europea de Transportes ha instado a los Estados miembros a intensificar su labor coercitiva y de sensibilización. Entre ellas, según la Comisión, hacer cumplir el código de circulación, construir y mantener las infraestructuras y realizar campañas de educación y sensibilización, interviniendo la Comisión cuando existe un claro valor añadido de la UE, por ejemplo, promulgando legislación que permita la represión de infracciones de tráfico transfronterizas o estableciendo normas técnicas de seguridad para infraestructuras y vehículos. La Comisaria puso el énfasis, en esta materia, en la tecnología e innovación, que determinan cada vez más el futuro de la seguridad vial, de suerte que a medio y largo plazo la conducción automatizada y conectada, por ejemplo, presenta un potencial enorme de prevención de las colisiones, y la Comisión, según el mismo comunicado citado, se propone elaborar en el segundo semestre de 2016 un plan maestro para el despliegue de sistemas de transporte inteligente cooperativos, que permiten una comunicación bidireccional entre vehículos, así como con y entre las infraestructuras viarias.

Educación vial: única estrategia segura

Educación vial: única estrategia segura

El Fiscal de Sal Coordinador de la Seguridad Vial, por su parte, coincide en la necesaria aplicación eficaz y proporcionada de la ley administrativa y penal como condición indispensable, aunque no la única, para reducir la siniestralidad.

También el diseño de un estatuto jurídico del peatón y ciclista para su convivencia armónica en la ciudad, la mejora del estado de las vías, señalización, alumbrado, reducción de límites de velocidad y estado de los vehículos con el matiz de que el envejecimiento del parque móvil se debe a la crisis económica y traduce la desigualdad ante la seguridad de quien no tiene recursos para costeársela. En definitiva es precisa una estrategia global y científica ante las nuevas realidades. Podemos afirmar e insistir, sin temor a equivocarnos, que la educación vial es ahora más que nunca, sin demérito de las demás, la única estrategia segura para disminuir las tragedias, casi todas evitables, que tienen lugar en las vías públicas.

Fuente Fiscalía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *