• Nuevas penas para el delito de conducción imprudente
• Hernando ha recordado el “repunte” de siniestros

El PP tiene previsto registrar en los próximos días en el Congreso una iniciativa con la que persigue reformar el Código Penal, incluyendo nuevas penas para el delito de conducción imprudente y temeraria, con el objetivo de aumentar la protección de ciclistas y peatones.

Así lo ha explicado el portavoz del PP en la Cámara Baja, Rafael Hernando, en rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara.

Rafael Hernando, portavoz del PP en la Cámara Baja. Imagen: EFE

Rafael Hernando, portavoz del PP en la Cámara Baja. Imagen: EFE

Hernando ha recordado el “repunte” de siniestros, sobre todo, con ciclistas implicados, que se ha producido en las últimas semanas en las carreteras españolas y ha señalado que la reforma de Código Penal que quiere impulsar al PP es una medida “muy demandada” por sectores que trabajan en materia de seguridad vial.

Reforma de la emisión de socorro

De momento, sólo ha avanzado que propondrán “una fórmula nueva de protección y condena de personas que actúan de forma imprudente y temeraria” en la carretera y comportamiento que, en algunos casos, tiene como consecuencia la muerte de miembros de los colectivos más vulnerables.

Una de principales demandas por los actores implicados es la de revisar en el Código Penal el concepto de omisión de socorro, a la que se comprometió el ministro de Justicia, Rafael Catalá, el año pasado y que aún no se ha llevado a cabo.

Actualmente, si hay fallecimiento y no hay omisión de socorro, no es delito, ya que, según sentenció el Tribunal Supremo, “no se puede socorrer a un fallecido”.

Más dureza contra las imprudencias graves con resultado de muerte y penar la conducta de abandono de lugar del accidente del conductor infractor. El Grupo Popular del Congreso presentará esta semana una proposición de Ley Orgánica para modificar la Ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre del Código Penal para endurecer estos supuestos que han generado en los últimos meses cierta alarma social ante la cascada de accidentes de ciclistas y peatones, muchos de ellos mortales.

La aprobación de esta reforma supondría en la práctica modificar los artículos 142 y 152 para el primer supuesto y endurecer con pena de cárcel de 1 a 4 años el concepto de imprudencia grave y pérdida del carnet en un espacio entre uno y seis años. En el punto 3 del citado artículo se da la potestad motivada al juez de elevar en uno o dos grados la pena superior si el hecho fuera grave, afectara a un grupo de personas y constituyese delito.

Por su parte, en el artículo 152 y su nueva redacción se indica que quien generase por imprudencia grave lesiones importantes será castigado en atención al riesgo creado y resultado producido. Aquí las penas de prisión pueden ser de 1 a tres años de cárcel y multas de seis a dieciocho meses en funciones de las lesiones generadas. En ambos artículos se refiere al artículo 379 del Código Penal donde se define lo que es la imprudencia grave en la conducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *