LA COMPETENCIA JUDICIAL INTERNACIONAL EN ACCIDENTES DE TRÁFICO

Una de las principales consecuencias del cada día más evidente fenómeno de la globalización es, sin duda, la interrelación entre los ciudadanos de distintos países. Esta interrelación, que en nuestro país se concreta sobre todo con nuestros vecinos miembros de la Unión Europea, comporta un flujo constante y creciente de desplazamientos de los ciudadanos de unos países a otros, que se desplazan en sus vehículos, bien sea por motivos laborales, de ocio, familiares, etc…

Union EuropeaLamentablemente, este gran número de desplazamientos transfronterizos, conlleva que el número de accidentes que se producen fuera de nuestro país también aumente año tras año. En PEREZ TIRADO ABOGADOS somos testigos del aumento de Clientes que han sufrido un accidente de tráfico en otros países fuera de nuestras fronteras.

Desde un punto de vista legal, la existencia de elementos extranjeros en estos accidentes, puede generar a las víctimas de los mismos una serie de interrogantes.

En este sentido, los perjudicados podrían o deberían preguntarse:

• ¿Dónde podré hacer valer mis Derechos frente a la compañía aseguradora contraria si ésta es extranjera?

• ¿Podré interponer una Demanda en mi país contra la misma si el accidente ha tenido lugar en el extranjero o tendré que hacerlo en el país de ocurrencia del accidente?

• ¿Dónde se celebrará el Juicio en el caso en el que no se llegue a un acuerdo?

Todas estas preguntas hacen referencia a lo que se conoce como la Competencia Judicial Internacional, y encuentran su respuesta gracias a que la comunidad internacional ha creado numerosas normas y organismos, que han ayudado a los perjudicados en este tipo de accidentes.

En el ámbito europeo, la solución la encontramos en el importante Reglamento (UE) n.º 1215/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo de 12 de diciembre de 2012 relativo a la Competencia Judicial, el Reconocimiento y la Ejecución de Resoluciones Judiciales en materia Civil y Mercantil, que derogó el Reglamento (CE) nº 44/2001 del Consejo, de 22 de diciembre de 2000, relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil.

Para resolver la problemática que aquí nos ocupa, debemos acudir a la Sección 3.ª del citado Reglamento, titulada Competencia en materia de seguros y, más concretamente, a su artículo 11 apartado 1 letras a) y b) y al artículo 13 apartados 1 y 2, cuyo tenor literal es el siguiente:

Artículos

“Artículo 11.—1. El asegurador domiciliado en un Estado miembro podrá ser demandado:
a) ante los órganos jurisdiccionales del Estado miembro donde tenga su domicilio;
b) en otro Estado miembro, cuando se trate de acciones entabladas por el tomador del seguro, el asegurado o un beneficiario, ante el órgano jurisdiccional del lugar donde tenga su domicilio el demandante, o […]

“Artículo 13.—1. En materia de seguros de responsabilidad civil, el asegurador podrá ser demandado, en el marco de acciones acumuladas, igualmente ante el órgano jurisdiccional que conozca de la acción de la persona perjudicada contra el asegurado, cuando la ley de este órgano jurisdiccional lo permita.
2. Los artículos 10, 11 y 12 serán aplicables en los casos de acción directa entablada por la persona perjudicada contra el asegurador cuando la acción directa sea posible. […]”.

Consecuentemente, y atendiendo a lo preceptuado por los artículos anteriores, vemos que el legislador europeo establece la posibilidad de demandar al asegurador en los Juzgados del Estado miembro en el que la víctima tenga su domicilio, esto es, reconoce lo que se conoce como el foro del domicilio del demandante (en latín, actor sequitur forum rei).

Unión EuropeaLa existencia de este foro, que ya venía reconocido en el anterior Reglamento, supone una serie de consecuencias beneficiosas para que los perjudicados en accidentes ocurridos en el extranjero encuentren una solución más rápida y justa a sus reclamaciones judiciales.

Sin ser exhaustivo, destacar algunas de las ventajas que este foro ofrece:

 

Ventajas

1.- Con él, se consigue un tratamiento jurídico unificado que permite a las víctimas de accidentes de tráfico ocurridos en el extranjero ejercitar la acción directa contra la compañía aseguradora extranjera en los tribunales de su país de residencia, garantizando con ello que, el hecho que la víctima resida en un Estado diferente de aquél en donde ha ocurrido el accidente o aquél donde la compañía aseguradora tiene su sede, no le supondrá un impedimento para reclamar lo que la Ley le reconoce.

2.- Supone una clara protección de los intereses de la parte más débil en la disputa, esto es, la víctima del accidente.

3.- Facilita enormemente las posibilidades de pleitear a las víctimas ya que podrán hacer valer sus Derechos en una jurisdicción que no les es extraña ni hostil y en la que se utiliza una lengua que conocen, hecho que no ocurriría si tuvieran que pleitear en el foro del domicilio del demando, foro, este último, en el que, además del problema del idioma y de la ubicación, les serían ajenos sus usos, costumbres y principios, así como las reglas de procedimiento empleadas.

4.- Supone un ahorro muy significativo para las víctimas de los costes del procedimiento judicial, ya que se evitarán, entre otros dispendios, los gastos de desplazamiento, de traducción, de envío de documentos, de abogado, etc.

5.- Consigue una mayor protección de los derechos resarcitorios de las víctimas, con un reconocimiento de compensaciones más ajustadas a las concretas necesidades de las víctimas en el país donde residen y en el que se despliegan de lleno las consecuencias de los perjuicios causados como consecuencia del accidente.

Pese a que sobre el papel la solución sobre la Competencia Judicial Internacional en los accidentes de circulación parece clara, lo cierto es que la intervención en el accidente de elementos extranjeros hace indudablemente más dificultosa cualquier resolución extrajudicial o judicial del caso tendente a hacer valer los Derechos de las víctimas y conseguir la justa compensación por sus daños y perjuicios. Es por esta razón que PEREZ TIRADO ABOGADOS pone a disposición de cualquier víctima que haya padecido un accidente en el extranjero un equipo de abogados con formación internacional altamente especializado y con dominio de las principales lenguas habladas en la Unión Europea.

Josep Trullàs Vila
Abogado en PEREZ TIRADO ABOGADOS.

¿DESEA MÁS INFORMACIÓN?

Póngase en contacto con nuestro departamento de comunicación:

T. 934 871 133
desarrollo@pereztirado.com
www.pereztirado.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *