No es nada infrecuente que tras un accidente de tráfico ambos conductores aporten una versión de los hechos absolutamente diferente. Así, en accidente de tráfico provocado por una colisión en un cruce ambos conductores dicen haber rebasado su semáforo en verde, o en un accidente de tráfico debido a un choque entre carriles, ambos alegan que fue el otro conductor quien invadió su carril. Estamos por tanto ante unas ‘malditas’ versiones irreconciliables, radicalmente contradictorias y sin testigos. Ambos pueden tener toda la razón o quizás toda la culpa, pero no resulta posible probar ni una cosa ni la otra.

157609368En esta situación es inútil acudir a la DENUNCIA contra el otro conductor en vía penal, pues como no hay prueba que favorezca ni a uno ni a otro, en aplicación de la presunción de inocencia o el in dubio por reo que indica que en caso de duda hay que absolver, ambos conductores deberán ser absueltos sin condena ni pago de indemnización alguna.

Llegados a este punto hemos de tener claro que la vía civil de la DEMANDA contra la Aseguradora contraria queda totalmente abierta, y es que en los procesos judiciales civiles por lesiones sufridas en accidentes de tráfico aquella máxima latina del in dubio pro reo no tan solo no es aplicable, sino que la norma que rige es justamente la inversa. Así que, salvo que se demuestre que el conductor lesionado que reclama es el culpable exclusivo del accidente, éste debe ser indemnizado al cien por cien.

Vamos, que si el caso que se nos plantea es un caso de versiones contradictorias y no hay prueba que favorezca ni a un conductor ni a otro, ambos conductores deberán ser indemnizados totalmente por sus lesiones, pues ninguno podrá demostrar la culpabilidad del otro.

(más…)

01_slide

Es lamentable enterarse de que una persona ha fallecido en un accidente de tráfico, pero resulta más doloroso cuando ha sido abandonada sola en medio de una carretera. Además de otras consideraciones éticas que podríamos hacer, se tiene que recordar que si se actúa dentro de la primera hora, «la hora de oro», como la definen los médicos, es cuando se salvan más vidas. Pero en ocasiones no se puede llegar en ese dorado espacio de tiempo por falta de atención a las víctimas de accidentes.

Es muy importante el aviso a los servicios sanitarios y socorrer a la víctima. Como indica el reciente informe  Euro Test 2013, para practicar este socorro es suficiente con que se le hable a la persona herida, tranquilizarla y no dejarla sola. No es complicado, solo consiste en estar y no dejar a un ser humano abandonado en la carretera. Es suficiente, y más cuando tú mismo eres la causa del accidente.
Muchos dirán que falta educación viaria, que en los colegios se debe dar más formación, en fin la letanía de siempre, pero la realidad es que faltan valores y responsabilidad frente a nuestros actos. La mejora de la formación viaria irá en paralelo a la mejor actitud de la sociedad, y ese objetivo no se consigue pasando la responsabilidad a los colegios, es un problema de toda la sociedad que requiere una consideración diferente ante los individuos incívicos y sin moral.

(más…)